Beneficios de la cámara hiperbárica para la salud y los deportistas

La oxigenoterapia hiperbárica (OHB por sus siglas en inglés), es un efectivo procedimiento de oxigenación celular que se realiza mediante la introducción de una persona a una cámara sellada para respirar oxígeno a presión. Se puede decir que sería como hacer buceo en seco.

La presión del aire dentro de la cámara es de media, dos veces y media mayor que la presión normal de la atmosfera, simplificando que la sangre pueda transportar más oxígeno a los órganos y diferentes tejidos dentro del cuerpo.

Alrededor de 1.6 atmosferas, que suelen ser unos 6 metros de profundidad, la burbuja de oxigeno se vuelve más pequeña, que, a parte de trasladarse por la hemoglobina, esta se licúa con el plasma, consiguiendo saturaciones de oxígeno que son 23 veces superior a lo normal.

Nacho González, fisioterapeuta, osteópata y director general de Logik Clinic Barcelona, comenta al respecto: “este oxígeno supera todas las barreras que tenemos en el organismo, y es capaz de llegar a todas las células de nuestro cuerpo, aportando numerosos beneficios; es como una cascada de vida”

La hiperoxigenación consigue acelerar los procesos regenerativos del cuerpo, el tejido blando puede cicatrizar casi en la mitad del tiempo y, de la misma manera, se logran regenerar distintos tipos de úlceras. Dicho oxigeno es tóxico para las bacterias, que en su gran mayoría son anaeróbicas, convirtiéndose así en un veneno y precipitando el proceso de recuperación después de una infección. Del mismo modo, para las bacterias que son aeróbicas, el oxigeno hiperbárico aumenta la biodisponibilidad de los antibióticos consiguiendo que el proceso infeccioso sane en menor tiempo y de manera más efectiva.
La cámara hiperbárica en el deporte

La oxigenoterapia hiperbárica es comúnmente utilizada, y cada vez más, por deportistas de élite después de un entrenamiento muy intenso, porque aumenta hasta 3 veces más el oxígeno dentro del organismo para así evitar lesiones, recuperar más rápido el músculo e incluso mejorar el sueño, pues también ayuda a reducir el estrés que se genera después de una larga e intensa jornada.

Para las personas comunes, la cámara hiperbárica ayuda a prevenir lesiones a la hora de hacer deporte, desinflama y tiene efecto vasoconstrictor, mejora el sueño y activa el colágeno, evitando así el desgaste prematuro de las articulaciones.

El misterio de las cámaras hiperbáricas

Las cámaras hiperbáricas se han hecho protagonistas en los últimos tiempos en el mundo del deporte. Varios jugadores de la plantilla del París Saint Germain han publicado fotografías utlizando dicho aparato. No son los únicos. Ya antes se había visto a deportistas de la talla de Cristiano Ronaldo, Chema Martínez o Djokovic con ella.

Tras las imágenes de Neymar o Icardi con la cámara de oxígeno puesta en la nariz, saltaron las alarmas. Sin embargo, la realidad es muy distinta. Este método ayuda a mejorar el nivel físico en los jugadores. Jean-Bernard Fabre, doctor especializado en fatiga, ha explicado en Le Parisien los beneficios que proporciona dicho tratamiento.

“La oxigenoterapia hiperbárica se conoce desde hace varios años. Básicamente, se usó mucho en el buceo. Cuando las personas tienen un accidente de buceo y tienen demasiado monóxido de carbono en la sangre, las colocamos en estas cámaras para encontrar un cierto equilibrio. Poco a poco, sucedió en el ámbito del deporte porque la recuperación física o la curación de las lesiones está ligada al aporte de oxígeno», explica el doctor.

«En pocas palabras: cuanto más oxígeno, mejores serán las reacciones, por lo que podrás recuperarte mejor. La cuestión del suministro de oxígeno es muy importante cuando se ha tenido un desgarro o tiene un pequeño daño muscular y desea recuperarse o evitar la fatiga. Esto permite asimilar más rápidamente las cargas de entrenamiento».

«Aún no existe un consenso científico, es un campo de estudio reciente. El trabajo científico en 37 jugadores profesionales de rugby en Japón mostró en 2019 que en una patología a nivel de los ligamentos cruzados de la rodilla, el regreso a la práctica se acortó en once días. A Neymar le ahorraría entre tres y cinco días».

«Las cámaras hiperbáricas es el futuro de los próximos 5 a 10 años. Así como se necesitaron alrededor de diez años para comprender los efectos de este tratamiento», sentenció.

FUENTES: MUNDO DEPORTIVO / DIARIO AS (ESPAÑA)

  • Nuestro servicio de Medicina Hiperbárica, único en el Gran Buenos Aires, contiene la más moderna y segura Cámara Hiperbárica de la Argentina, dentro de un remodelado hospital, tratando con Oxígeno al 100% y hasta 2.5 ATA, en Del Viso, Pilar, Prov. de Buenos Aires.
  • Por favor comuníquese, lo orientaremos sobre su tratamiento, resultados, parámetros de actuación, y podrá agendar un turno de forma rápida, con nosotros. > Tel: (011) 5353 2181 / Whatsapp: +54 911 27625086

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *